miércoles, 22 de junio de 2011

OTRO CURSO QUE PASA

¡Otro curso que se nos va!
Parece que fue ayer cuando empezamos el curso.
Tercero fue mi elección
Las profesoras de segundo habían mezclado los niños, para equilibrar los grupos y empezamos el curso con 20 alumnos/as en cada clase.
Los padres no estaban muy conformes con la mezcla y así nos lo hicieron saber.
Personalmente  creo que es una buena medida y que permite además de equilibrar los grupos, que establezcan nuevas relaciones  y en algunos casos evitar algún pequeño problema de convivencia, si bien estos son escasos.
Sin embargo a fecha de hoy ya hay un cierto desequilibrio, pues si bien vinieron dos niños/as nuevos y cada grupo acogió a uno,  en 3º B se dieron de baja dos niños con lo cual 3º A tiene 21 alumnos y 3º B 19.

Ha sido un buen curso. Los niños se han intergrado sin problema con sus nuevos compañeros y creo que en términos generales existe un buen ambiente en clase. Me gustaría conocer la opinión de los padres que tenían  dudas

El paso a tercero es un poco duro porque los niños pasan de los libros casi hechos a cuadernos donde tienen que copiar hasta los ejercicios.
En este tercer trimestre es cuando se nota más su evolución, sus cuadernos más limpios y menos faltas de Ortografía. En general todos traen las tareas hechas de casa, salvo unos cuantos y siempre los mismos que fallan: que no tengo el estuche, que se me ha olvidado el cuaderno, que no he podido hacer los deberes, ...

Los padres deben ser conscientes de sus obligaciones como tales y, al igual que vigilan cuando empiezan a andar, están pendientes en todo momento de ellos y según van afianzando esta destreza les dejan solos, igualmente deben revisar que llevan todo a clase y cuando  vean que siempre lo llevan, ir abandonando dicha "vigilancia" y darles "AUTONOMÍA", autonomía supernecesaria para desenvolverse en la vida, pero que no significa que el niño sea dueño y señor de sus actos y que sea él quien decida todo. Hay que dejarles cuerda e ir soltándola poco a poco y no de golpe, pero de forma que el niño llegue a comprender la diferencia entre Libertad y Libertinaje (en el sentido de que yo hago lo que quiero).

Los niños deben ir adquiriendo autonomía en todo y los padres deben encargarse de ello.

Quizás no se den cuenta, pero es algo que llevan haciendo desde el momento que el niño nace:
¿o acaso siguen ustedes dando de comer a sus hijos?
¿o siguen vistiéndoles y eligiendo su ropa?
¿o ensenándoles a hablar?
¿o vigilando cuando se suben al tobogán?  y
mil cosas más que se podrían nombrar.

En cada edad se tienen que ocupar de algo y una vez que se afianza les llega una nueva tarea. Y así poco a poco hasta que llega el día en que se hacen mayores y apenás necesitan de los padres, los padres siempre los necesitaremos.

Disfrutemos de nuestros hijos y eduquémosles de forma integral de forma que respetando sus rasgos individuales de acuerdo con su personalidad. potenciemos su AUTONOMÍA Y RESPONSABILIDAD.

No hay comentarios:

Publicar un comentario